Recurso Preventivo

¿Por qué es necesaria su presencia? ¿Quién puede ser Recurso Preventivo? ¿Necesita una formación especial?

La presencia del Recurso Preventivo en un centro de trabajo es necesaria para la supervisión y control de las medidas preventivas y protocolos de trabajo seguros establecidos, cuando:

  • Los riesgos puedan verse agravados o modificados en el desarrollo del proceso o la actividad, por la concurrencia de operaciones diversas que se desarrollan sucesiva o simultáneamente y que hagan preciso el control de la correcta aplicación de los métodos de trabajo.
  • Se realicen actividades o procesos quereglamentariamente sean considerados como peligrosos o con riesgos especiales, como trabajo o uso de explosivos, riesgo eléctrico…
  • La necesidad de dicha presencia sea requerida por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Pueden ser trabajadores designados por la empresa o miembros del servicio de prevención, tanto propio como ajeno, con la formación mínima exigible en Prevención de Riesgos Laborales  de Nivel Básico (60 horas presenciales de formación o  semipresencial siendo 20 las horas lectivas presenciales).

Deben tener la capacidad suficiente, disponer de los medios necesarios para vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas, debiendo permanecer en el centro de trabajo durante el tiempo en que se mantenga la situación que determine su presencia.

Su función es la de vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas, conociendo los riesgos que existan y controlando que los métodos de trabajo sean seguros y adecuados.

Cuando se observe un deficiente cumplimiento de las actividades preventivas, se darán las indicaciones necesarias para el correcto cumplimiento de las mismas, en los plazos establecidos, según la gravedad del riesgo. Si éstas no hubieran sido subsanadas en el periodo de tiempo estipulado, es importante poner tales circunstancias en conocimiento del empresario para que éste adopte las medidas necesarias para corregir las deficiencias observadas.  Así mismo, el empresario procederá de manera inmediata a la adopción de las medidas necesarias para corregir las deficiencias y a la modificación de la planificación de la actividad preventiva y, en su caso, de la evaluación de riesgos laborales.

En caso de riesgo grave o inminente, las acciones correctivas se aplicarán de manera inmediata a la comunicación de la misma, debiendo paralizar los trabajos en el área o con el equipo de trabajo afectado hasta su completa subsanación.